Drones con brazos para acabar con los accidentes de trabajos en altura



Con el uso de drones con brazos se pueden reducir los accidentes laborales relacionados con trabajos en altura. Aeroarms es un proyecto europeo encaminado al desarrollo de drones para la inspección del mantenimiento industrial, reduciendo el número de accidentes laborales.

En el sector del petróleo en Europa se gastan unos 600.000 millones de euros en inspecciones de mantenimiento. Esta cantidad se puede ver drásticamente reducida gracias al uso de drones con brazos. Una única refinería puede llegar a tener 40.000 km de tuberías cuya inspección puede realizarse de manera mucho mas segura y rápida con el uso de drones.

Los drones son capaces de hacer un montaje, una medición o una revisión de corrosión a un gran altura sin poner en riesgo la seguridad de ninguna persona.

Drones con brazos

La comisión Europea le otorgó al  Centro de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) por este proyecto uno de los premios más prestigiosos de Europa sobre innovación: el Innovation Radar Prize 2017.

Está previsto que en Mayo de 2019 se comercialice el primero de estos drones que pueden llegar a costar unos pocas de decenas de miles de euros con los que se pueden salvar vidas. El objetivo es que los drones lleguen a sitios donde las personas de mantenimiento deben acceder en altura colgados de cuerdas, evitando accidentes laborales por caídas.

Los drones están calculados para un peso inferior a 25 Kg para cumplir con la normativa europea. Además están diseñados para operar de manera autónoma bajo la supervisión de un operario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que vd. tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies